martes, 27 de marzo de 2007

La empresa en la que vivo

Cuando empecé a trabajar en esta empresa multinacional, una de las mejores posicionadas en el mercado, no podía borrarme la sonrisa de la cara. Mi felicidad era tal que hasta yo estaba sorprendida de mi constante buen humor. En aquel entonces yo trabajaba por mi cuenta, vivía sola en un monoambiente alquilado de cinco por tres, cargaba bolsas diez cuadras desde el supermercado más barato y padecía tres largos meses de verano en los que nadie (o casi nadie) estaba dispuesto a tomar clases de inglés. Así era mi vida cuando recibí la noticia. Y la verdad es que en ese aspecto, cambió ciento ochenta grados.
Cuando empecé a trabajar acá, mi puesto era más que satisfactorio: secretaria ejecutiva bilingüe de un Director de una multinacional. Y estaba bien, más que bien. Con el paso del tiempo descubrí que mi trabajo me permitía tener muchas horas libres ya que mi jefe viajaba mucho, lo cual encajaba perfecto en mi necesidad de recibirme pronto. Pasaba horas estudiando con los libros desplegados sobre el escritorio sin ningún tipo de pudor; así fue como leí novelas enteras y eternas en inglés y en español y cultivé mi mente y mi espíritu por más de cinco años. Y mientras me concentraba en mi carrera, veía que las cosas en la oficina estaban siempre igual, el trabajo era siempre el mismo, el grado de desafío era igual a cero y mis actividades habían sido, eran y serían siempre las mismas: atender el teléfono y sacar fotocopias. Los analistas, los jefes de departamento, los gerentes, los cadetes, todos escalaban posiciones rápidamente. Cuando el más idiota de los empleados tuvo su propia oficina, me preocupé. Cuando intenté cambiar de puesto y me di cuenta de que mi título de traductora técnico-científico-literaria en inglés no servía para nada, me preocupé más. Cuando descubrí que acá las secretarias no están contratadas para pensar ni para tener aspiraciones, me quise morir. Cuando el primer nenito engrupido con meses de experiencia en la empresa me “ordenó” que le hiciera una reserva de pasajes, supe definitivamente que mi futuro en esta empresa moriría en la misma silla en la que había empezado. Y decidí limitar mi buena voluntad a trabajar sin esmerarme demasiado, total, por más que me pusiera de cabeza, nunca iba a llegar a ningún lado. Hace un año trasladaron a mi jefe a Houston y a mí me cambiaron de sector. Otro jefe, otros nenitos engrupiditos, mismas tareas. Cuestión que los jefes siguen pasando y yo sigo acá sentada durante horas, aburrida hasta el cansancio, inventando desafíos para que mi cerebro no se marchite. Pero ojo, no es que quiera cambiar de trabajo, no es que me esté quejando. Por ahora el sueldo es bueno y la obra social, impecable. Me gustaría cambiar la manera de encararlo, la predisposición, la energía. Les contaba, nomás, que no quisiera morir sentada en esta silla sin que nadie se diera cuenta…

29 comentarios:

living dead dijo...

Belleza:

Si te morís en tu silla, yo sí me voy a dar cuenta.

No sé si eso es bueno o malo, ya que yo estoy muerto en la mía desde hace tiempo.

Vos también sos "gente que brilla", aunque con eso no alcance para llevarse el changuito de Carrefour.

Vamos, nena ( o bien Come on, baby)

Beso grande.-

DudaDesnuda dijo...

No seas pava. Hacé todo lo que tengas que hacer y aprovechá el tiempo. Que otros revienten de un infarto. Lo tuyo es volar sin moverte del escritorio.

Besos sin horarios.

Caracol dijo...

Adhiero a DD.
Y agrego: ¿Por qué perder la esperanza de encontrar algun jefe que de cabida a tus inquietudes ?

Y por suerte tu vida (como vimos en el post anterior) es mucho, muchisimo mas rica que la silla en la que estás sentada.

chirusa dijo...

adhiero a los otros mosqueteros
agragar más sería redundar
te dejo un beso y la esperanza de cambios

Ginger dijo...

Yo te cuento: trabajé 7 años en Coca Cola, exactamente en el mismo puesto tuyo (pero sin saber inglés, juas!). En esa época la única computadora que existía era una 386 que estaba en una sala con aire acondicionado (porque debía mantener el frío) y de internet no había ni noticias (si, te hablo de la época de los dinosaurios). Era medio embole, pero como me aburría, organizaba promociones locales (por mi cuenta) y se las pasaba a mi jefe (a quien adoraba porque era un tipazo, que lamentablemente murió), y al tiempo ya me encargaba de la oficina de publicidad (y de lo mío), con doble sueldo. Después nació mi hija y abandoné el laburo. Ahora quisiera volver, creeme.

Barluz dijo...

Adhiero yo tambien, y yo que te conozco bien se que tu creatividad va mucho mas alla de una silla aburrida, asi que tarde o temprano vas a encontrar la horma de tu zapato. Mientras tanto disfruta de bloggear desde la oficina, jajaj.

pal dijo...

Adhiero... a DD y a Gin. No creas que no eres capaz de cambiar, porque las cosas no se cambian de un paraguazo y toda entera... lo normal es que vayamos guiandonos por el olfato... un poco como Gin que no pudo quedarse sentada y organizó algo... cada uno (una) tiene que ver que hace, en el peor de los casos, si el puesto te lo permite, ascender el siguiente escalafón académico... ya verás. Muerto está el que no respira, tu cierra los ojos y escúchate... (y tooooodo este consejo, me lo doy yo misma, juajajaja a ver si tu eres la primera en seguirlo o soy yo la que por fin me doy bola!)
Beso.
ps que rico tener buen pago!

mardevientos dijo...

A mi me pasa, lo mismo que a Usted...!

Reconocer que eso no es lo que esperas para vos es el primer paso... Despues seguiras tu movilizaciones.
Y si usas el tiempo libre para buscar algo que, quenque te de menos money, te provoque mas adrenalina?

Ahora para que lo leo y yo tambien hago algo!

Besos

Beya dijo...

¡Gracias, Living! Memocioné :-)

Beya dijo...

Te cuento Dudis que en una época aprovechaba el tiempo muerto de la oficina traduciendo documentales para Discovery, pero me pagaban muy mal y necesitaba algunas horas más que las de acá, así que dejé.
Qué lindo lo de volar sin moverme del escritorio. Mencantó.

Beya dijo...

¡Ay, Caracol! Sus palabras me estrujaron el corazón. Gracias :-)

Beya dijo...

Gracias, Chiru. Estoy viendo qué inventar para matar las horas con algo entretenido. Quizás haga algún curso a distancia para perfeccionar mi profesión. ¡Ya veré cómo me divierto un poco más!

Beya dijo...

¡Ay, Gin! Ojalá pudiera inventar algo en esta empresa de ingenieros. ¡El problema acá es que la participación y el lugar de la secre es tan escaso! Voy a insistir con el pase de sector, quizás eso sea viable.

Beya dijo...

Voy a hacerte caso, Pal. Voy a cerrar los ojos y a escuchar qué quiero y puedo hacer.
Creo que en el fondo los cambios me aterran de tal manera que a veces solo lo que debería hacer es animarme.
Gracias.

kill dijo...

Forme una banda de rock and roll con los empleados de limpieza, arme un pandilla de castradoras de hombres con las secretarias de otros pisos, haga llamados amenazando con bombas una vez cada quince días y siéntese a ver como evacúan el edificio, invente un virus de computadora como en Superman 3, uno de esos que se quedan con los centavos de cada transacción y hágase millonaria, acuse a su jefe de acoso sexual y demánde a la compañía por dos millones de pesos. Haga una reserva a Hawaii para su jefe y luego cámbiela por su nombre y váyase una semana all inclusive, tire el sillón por la ventana y diga que vió un chimango y lo quiso asustar pero por favor, no se muera en el sillón.

Beya dijo...

Mar: muchas veces lo pensé, buscar algo de menos plata pero más interesante. El problema es que soy el único sostén económico de mi hija y tengo muchísimos gastos, no me animaría (al menos ahora) a probar con otra cosa.

Beya dijo...

¡jajaja, Kill! Me alegró la mañana.
Si usted conociera a mi jefe, podría acusarlo de cualquier cosa menos de acosador sexual, jaja.
Voy a pensar detenidamente lo de la banda de rock. Gracias por las sugerencias :-)

Gabu dijo...

Si digo que me sentí I-D-E-N-T-I-F-I-C-A-D-I-S-I-M-A,seríamos dos "frustradas"?!
En cada palabra IDEM y más IDEM,la única diferencia es que algo cambió en mí el día en que me solicitaban "deducciones" y cuando vieron que acertaba me dijeron:"las secretarias no están contratadas para pensar ni para tener aspiraciones,pero deben contener al jefe en situaciones extremas..."
Juro que desde ese día "D" nada fue igual:empiezo a fastidiarme cuando escucho mi nombre por tercera vez consecutiva,cuando tomo el picaporte de la puerta para rajarme si suena el phono ni en pedo lo atiendo(OCVIO que es "el jefe"),entonces suena el celular y lo apago!
Creo que son síntomas evidentes que ahí no pienso MORIR ni en la peor de mis pesadillas!Y mucho menos secarme como una palmera!

P.D.:Un placer ENORME visitarla BEYA!
Todo gracias a DON ERNESTO,vió?
(hay equívocos afortunados,porque así la conocí)jajajajaja

BESOS Y CONDOLENCIAS...jajajaja
(con buena onda,OCVIO!)

Beya dijo...

¡Hola, Gabu! ¿Cómo le va? Un placer tenerla en casa, realmente. Jaja, a mí me pasa algo parecido, desde que supe que para el Depto de Remuneraciones estamos al mismo nivel que los ordenanzas, me dicen la mujer 00: a las 6.00 ya estoy en el ascensor y no le pasé mi celu a nadie, si quieren disposición las 24hs, es otro precio :-)
¡Mire cómo me vengo a enterar que nos pasan las mismas cosas! ¡Grande, Enresssstooo!

barluz dijo...

Y a tu amiga no le contestas el comment? Que soy, la hija del vidriero? ;-)

eleonora dijo...

Beya primero preguntate que es lo que te gustaria hacer y despues CORRE TRAS TU SUEÑO... aunque tengas una muñeca que alimentar( es la de la foto?), no permitas enterrarte viva. Peleale al destino, mostrale los dientes..y busca tu mejor lugar en este mundo. Y si llegas a la conclusion que es ahi donde estas...entonces encaralo con alegria , porque es parte de tu decision...

Cuidate mucho loca

eleo

Beya dijo...

¡Amiga Barluz! No puedo creer que se me haya pasado contestarleeeee. Uf, bueno, en fin. Le recuerdo que si no fuera por usted, mi silla sería el doble de aburrida de lo que es ahora. Gracias, amiga :-)

Beya dijo...

Eleo: Si, la gorda es la de la foto (la foto que tenía antes). Durante tantos años me privé de muchas cosas por correr atrás de mis sueños. Digamos que éste no es mi sueño preferido, pero tampoco es una pesadilla.

La luna dijo...

hace la tuya, after hours, beya. alguna vez escribí algo sobre una oscura empleada de oficina que se destapa. voy a ver si lo encuentro y te lo regalo.
beso, buen día.

Beya dijo...

Es verdad, Luna. Ya veré qué hago para que la silla me sonría :-)
Busque, busque, espero ansiosa su texto.
¡Gracias!

Gabu dijo...

BEYA,creo que voy a colapsarrrrrrrr!!!
A parte de cambiarle el "BOSS",algún día le paso que le sumaran otro "BOSS"?!
O sea,yo ya tengo "TWO BOOS",el RODOLFO y la JUDITH(que encima son esposos,sip!un apostolado lo mío!),y ahora me ponen al ROBERTO!
Resulta que "BOB",que sería el "THREE BOSS",es uno de esos cerebritos de 40 años,tiene 3 licenciaturas,2 doctorados,vivía en CANADA hasta que ¡PLAF! se me acomodó acá,carajo!

USTED YA HIZO EL CALCULO DE SU INDEMNIZACION???
Yo no sé cómo calcularlo,me daría un aproximado de cuanto me correspondería por 10 años?!

P.D.:Debo confesarle que ya mi paciencia no es la misma que ni siquiera el año pasado,cada mes es un mochilón insoportable!

BEYA,HELPME!
ESTO PARA MI ES TO MUCH!
snif snif snif snif snif snif

José Joaquín dijo...

Buenas. Seguí inventando desafíos, que tu cerebro estará floreciente siempre que escribás este tipo de posts.

Si tu trabajo no te presenta reto, entonces, por ejemplo, ya que escribís bien, enfocate a escribir cada vez mejor. Siempre habrá quien lo agradezca.

Beya dijo...

Of course, Gabu! Me sumaron dos jefes más, y cuando reclamé un ajuste de sueldo, me sacaron vendiendo almanaques. El otro día mi jefe me dijo, en otras palabras, claro: "si no te gusta, te vas". Así que ahora ando en tratativas para que cuando vuelva mi ex jefe, me pase otra vez con él, veremos.
No calculé la indeminización pero la verdad es que para hacer lo mismo pero en otra empresa, me quedo acá. Por ahora busco alternativas que puedan entretenerme mientras me pagan por soportarlos :-)

Beya dijo...

José Joaquín, ¡bienvenido! Seguiré sus consejos, estoy tratando de anotarme en algún curso que me de más herramientas para volar.
Gracias :-)