martes, 21 de noviembre de 2006

Malos ¿Entedidos?

Uno se equivoca mucho, varias veces, infinitas. Lo malo es que a veces los errores nos persiguen durante años y se esmeran en arruinar lo que por fin, pensábamos iba a salir bien.
No hace tanto, pero tampoco tan-poco, uno de los errores de mi vida en el noventa y nueve por ciento de los aspectos, tenía la habilidad de descubrir las claves de los mails. No sé si recurría a sus habilidades de semi-nerd, a la confianza que la gente le tenía o a su bola de cristal, cuestión que siempre se las ingeniaba para conocer hasta los más íntimos secretos ajenos. Era de esos tipos de los que nunca se piensa mal, con fama de buenazo, que te cuenta que por poco se une a los cascos blancos, que lucha por el desarme mundial y por la decendencia de Copito, pero que en el fondo puede ser más despiadado que el mismísimo Gargamel.
Esos a los que le contarías todos los detalles de tu vida, a los que hasta les confesás que mirabas Bety la fea y que nunca pensás que después todas tus confesiones formarán un licuado de quilombos.
Este tipejo infame, tuvo acceso a mi mail durante un buen tiempo, incluso mucho más del que yo sospechaba. Durante esos meses de ignorancia, en mi camino se cruzó un sujeto interesante, creativo, simpaticón, lindo, con un predicado hermoso, lleno de nexos coordinantes y unos cuantos verbos por conjugar; con un pasado divertido y un futuro pluscuamperfecto, casi tan difícil de encontrar como un verbo defectivo. Y bueno, duró lo que un presente continuo. Nada.
El error de mi pasado interfirió disfrazado de presente dudoso en mi futuro prometedor y a la mierda con los tiempos verbales. Para el sujeto yo ya no tenía nombre, o peor, tenía varios, me hacía llamar de distintas maneras y decía distintas cosas al mismo tiempo. Jugaba a las adivinanzas y confesaba sentimientos inexistentes.
Ajena a los hechos y en mi afán por entender qué estaba pasando, me sorprendía en preguntas y planteos que caían en silencios hartamente recurrentes, o en bobas excusas de jardín de infantes, o, lo que es peor, en golpes muy bajos. Así, el sujeto se volvió tácito y el tiempo guardó mis angustias en el cajón común de las ilusiones perdidas. Claro, era más fácil aferrarse a las excusas, el adiós había quedado servido y en bandeja. Bastante después comprendí lo sucedido. Me disculpé por los malos entendidos, pero sin saber bien porqué lo hacía, pero bueno, una disculpa siempre cae bien y nunca está de más.
¿Qué iba a hacer? ¿Explicar lo inexplicable? ¿Aclarar para que no oscurezca? ¿Confesar que el error fue tan grande que por más que intente esquivarlo me persigue? ¿Que el pasado se me cuela por los poros, me encuentra en las esquinas y me invita a equivocarme otra vez? ¿Que no era yo, sino él? No vale la pena, porque, en el fondo y a lo lejos, el error gramatical, siempre será mío.




17 comentarios:

el_tipo dijo...

Muy buen texto che.

¿Un post o menos por mes...?

Finalmente, un lugar en el que cuando yo llegue no te estés yendo...
;-)

(Ahora va y cierra el blog, la beyeza... :P )

Beya dijo...

Es que recién estreno casa, antes de seguir posteando muebles tengo que arreglar un poco más las paredes :-)

jajaja! Nooo, acá pretendo quedarme un tiempo largo.

M&M dijo...

¡Muy bueno! Feliz estreno bloggeril.

DudaDesnuda dijo...

No, nena, el error no ha sido tuyo, psicópatas abundan, así que quedate tranqui. Ya nos juntaremos a llorar fracasos y reír inicios. No todo está perdido.
Decime que no todo está perdido, ¿sí? Buajjjjjjjjjjjjjjjjaajjaja

Besos y coincidencias.

P.D.: Felicidades por tu nueva casa, ¿donde dejo el jazmín del país????

Beya dijo...

¡Duda! ¡Qué grato tenerte en casa!
No, no todo está perdido, pasa que a veces cuesta encontrarlo :-)

Gracias por la visita, ¡ya nos juntaremos a tomar mate y a festejar!

Caracol dijo...

Bue, llegué, hay conga o no ?
Traje chupi, espero morfi... si hace falta agrego una plantita (con maceta incluida) al trueque.
Bella casa, bello texto y nada bello el personaje.
Pasaré cada tanto y con algo mas de tiempo para leer mas, si es que se puede.

Saludos.

barluz dijo...

Che, como es esto? Se supone que todavia te estaba ayudando a poner los comments de haloscan y ya tenes seis comentarios! Viste que yo tenia razon que tenias que abrir un blog? Espero que cuando seas una blogger famosa (?) te acuerdes de quien te rompio las bolas para que lo abras.

Muy buen post amiga!

Beya dijo...

¡Bienvenido Caracol! ¡Gracias por el chupi! Paso a visitarte por tu casa. ¡Ya salgoooooo!

Beya dijo...

¡¡¡Amigaaaa!! ¡¡Tenías razón!! Alguien me dijo por ahí que esto de los blogs es un camino de ida...
¡Gracias Barluz por tu ayuda, y no solamente por el blog, sino por más de diez años de amistad! :-)

~Naty~ dijo...

Qué lindo! Vengo por la recomendación de nuestra amiga en común y me gustó mucho lo que encontré, así que si se me permite, me quedo.
:)

Beya dijo...

¡Gracias, Naty! Bienvenida a casa :-)

¨ce_ dijo...

Hola, hola.
Traje faturas :)
¿Me siento acá?
¡Que lindo todo, che!

Laura dijo...

Pucha! vengo con las manos vacias(?) pero queria decirte que me encantó tu post (identificaciones a rolete)
Un gustazo leerte y... queremos más!

Laura (via Barluz)

Beya dijo...

Ce: Gracias, un gusto tenerte en casa.

Beya dijo...

¡Graciasssss, Laura! ¡En breve habrá más!

mi otro yo dijo...

vine siguiendo link de lo de Kill, en fin espero poder leerte un poco más.

Bienvenida a esta "secta" bloggeril.dicho de la madre de una blogger.

Beya dijo...

¡Gracias, mi otro yo!