lunes, 17 de marzo de 2008

Mentiras verdaderas

Mas que conocida es la frase: “A las mujeres les gusta que les mientan” y más que trillada también aquella otra: “Mentime que me gusta”. Yo sostengo la teoría de que, en realidad, no es que pidamos a gritos que nos mientan, sino que nos digan una verdad un poco decorada, o, mejor dicho, una verdad que no nos lastime. En mi opinión, que nos digan: “Ese sweater azul te queda horrible”, no aporta nada más que una agresión innecesaria, esa misma idea puede decirse con cariño, o con más tacto, y puede provocar el efecto deseado sin necesidad de herir al otro. Yo prefiero la frase: “Me parece que el rojo te queda mejor, ese sweater no me gusta demasiado”. Y en este ejemplo tonto y sencillo pretendo encontrar la diferencia entre actuar con bondad y con maldad. Llevado a un plano más morboso, decirle, por ejemplo, a un tuerto: “Vos para que opinás si ves por la mitad” o desafiar a un tartamudo a que diga un trabalenguas, no solamente es algo violento sino que es una maldad. No hay nada más vil, cruel, agresivo y violento que jugar con las debilidades ajenas, ni nadie más consciente de sus debilidades que la persona que las sufre.
Sostengo que hay cosas que nunca deben decirse, nunca, nunca, jamás. Por más que estemos llenos de ira o de dolor, hay cosas que debemos callar, siempre. Y esas cosas que debemos callar son las que sabemos que van a restar en la vida de alguien, que no aportan nada bueno y que solo sirven para satisfacer una necesidad interna de poder frente al otro. Y hablo del poder de lastimar.
Hoy me lastimaron, a mi entender, innecesariamente. Hoy me dijeron que haberme perdido había sido algo bueno y positivo. Que dejar de hablarme, una muy buena decisión. La misma persona que un mes atrás en un restaurante me había dicho que no quería perderme, que yo era muy importante en su vida, que le gustaba hablar conmigo y que me quería, no tuvo ningún reparo en decirme, en un tono frío y calculador, lo fácil que le había resultado olvidarse de mí. La misma persona con la que hablé de las vivencias más íntimas durante muchos meses, con la que compartí sentimientos auténticos, por la que sentí millones de cosas que no sentía desde hacía mucho tiempo por nadie, la persona en la que confié me lastimó gratuitamente; esa misma persona que se despidió diciéndome que huía del amor. Y duele. Duele cómo manejó las cosas, cómo manejó su presencia y su ausencia durante siete meses, cómo me mintió, cómo me engañó en su mar de supuestas dudas. Duele porque él no ganó nada y yo perdí la ilusión de sentir que había sido importante en su vida. Duele porque mientras yo le escribía y él me adulaba, en realidad me estaba tomando el pelo. Duele porque experimentó conmigo, jugó a ser seductor, a ver si todavía era capaz de conquistar, a tirar del hilo hasta ver a dónde llegaba. Ese hombre no conoce la diferencia entre lo bueno y lo malo, la calcula y juega con esos números, la estudia, la analiza. Ese hombre se disfraza de amable para arremeter con desidia en el peor momento. Ese hombre me robó. Ese hombre me estafó. Ese hombre no solamente me lastimó, sino que me robó siete meses de ilusiones, que a él le darán lo mismo, pero para mí, fueron más que importantes.

43 comentarios:

.:. chirusa .:. dijo...

si hizo todo eso, entonces, no vale ni tu pena...

que pase pronto :)

GABU dijo...

Uh!
BEYU,siento que si te escribo algo la embarro... :(

P.D.:Aunque me cueste el alma misma,prefiero toda la vida que me digan las cosas como son,sin un carajo de adornos,a que me las adornen y yo panchísima,entienda solamente la parte de los adornos y no vea ese trasfondo de mierrrrrda que sólo la gente que sabe estafar maneja perfectamente!

A MI DECIME LA POSTA,HOY ME PARTIS AL MEDIO,PERO MAÑANA SEGURO QUE LO VOY A AGRADECER!!!
(y te lo digo con el pecho abierto de par en par) :(

BESOP CON (mi) VERDAT...

Guty dijo...

El tema de la verdad es discutible, yo opino como Gabu, pero coincido con vos en que hay formas y momentos.
El tipo es una basura, ni vale la pena.
Besos.

de mayúscula a minúscula dijo...

en su momento le fuiste importante beya aunque se defienda tratando de negarlo pero no es eso lo importante
ya vas a ver que te equivocaste cayendo en manos y boca de un seductor
quedate con lo que vos supiste dar
eso está en vos
duele
duele, hasta que se te va a aclarecer todo
toma tiempo
respetatelo
al tiempo, a vos
un abrazo grande piba
aquí estamos preparandop cuantas carelinas sean necesarias

Beya dijo...

Sí, Chiru, hizo todo eso conmigo, que ya sufrí muchas cosas muy duras y él lo sabe bien, las conoce, me conoce desde hace tiempo. Y se aprovechó de mi vulnerabilidad.
Yo pensé que después del papá de la peque, ya era inmune a este tipo de bichos, pero parece que siempre hay alguien peor y con más ganas de joder al prójimo.

Beya dijo...

No sé, Gabu, a mí no me gusta que me mientan, pero tampoco me va generar un dolor tan intenso sin necesidad, porque después eso no se remonta nunca más y herías al pedo.
Te doy otro ejemplo: Que un padre le diga a su hijo que él no lo quería tener es un daño moral irreparable que puede ser fácilmente evitable.

Beya dijo...

El tipo es algo peor que eso, Guty, es un boludo con título de ingeniero y diploma de honor. Yo creo que son más peligrosos los boludos que los hijos de puta, porque de los segundos te esperás cualquier cosa, pero de los primeros nunca te la ves venir... ¡Con esa cara de buennnoo!

Beya dijo...

Yo pensaba lo mismo, M&M, pero no, no fue así.
Esto fue culpa mía. Culpa de lo que alguna vez conté en Provocame

El tipo confundió mi amabilidad con que le estaba tirando onda y aprovechó esa confusión para jugar su rol de seductor y probar si yo le daba bola.
Al principio yo no tenía interés, pero se las ingenió para generarlo y divertirse todo el tiempo que se le cantó, hasta que un día dijo: no juego más.

Lo bueno es que lo dijo a los siete meses y no a los siete años.
Lo malo es que trabajamos en la misma empresa.

Ajenjo dijo...

Sospecho que detrás de la agresión innecesaria, hay egoísmo y vanidad. Los soberbios no merecen la pena, aunque a veces es inevitable. Por lo menos, fue capaz de mostrar su verdadero rostro y te allanó el camino para bajarlo del pedestal.

beso
A

Maggie dijo...

Ya sabes que estoy.... Besos enormes

Beya dijo...

No sé si es egoísmo, Ajenjo. En realidad no sé qué es, ya no puedo hablar de alguien que no conozco, que no existe.

He llegado a la conclusión de que esto fue culpa mía, el tipo es casado y me había contado sobre una amante. De ahí en adelante, todo mal. A él le gusta tener amantes, ahora me queda claro. El problema es que jugó con mi necesidad de creerle y de sentirme valorada. Y es demasiado cuadrado y estructurado como para romper ciertos moldes. Su molde es jugar a la familia Ingalls y tener todas las amantes que le venga bien y su mujer juega a hacerse la boluda y a tener todos los amantes que le vengan bien.

Lo que cada uno NO sabe del otro no les parece lo más importante mientras su modelo social y su pantalla funcionen a la perfección.

Beya dijo...

Sep, Maggie.

Ashiku dijo...

Lo único que pasó acá es que un tipo basura se mostró como tal. Un tipo que va por la vida con esa actitud tarde o temprano va a reventar, así que por suerte no vas a estar al lado.

Vos actuaste desde el corazón y de buena fe, como tiene que ser, por lo tanto salís impecable de esto y todas las veces actuá igual, no le cargues a otra persona la taradez de este fracasado.

Ashiku dijo...

Pero algo te concedo: si el tipo es casado y te cuenta de su amante, a vos el detector de quilombos te tiene que empezar a sonar.

El Tisca dijo...

Ashiku tiene razón. Pero puedes creer que "al que actua mal se pudre el culo" según el refrán, además correr riesgos es parte del vida.
Como en los cuentos de hadas, la beya moza en la búsqueda de su príncipe azul, antes de encontrarlo. Besó dos o tres sapos.

Beya dijo...

Exacto Ashiku, en realidad el tipo me avisó de entrada cómo funciona: "Me gusta tener amantes y seguir casado, esto tiene fecha de vencimiento".
Y yo aposté a no sé qué cosa. Quizás aposté a ver si podía volver a sentir cosas fuertes, si todavía conservo la capacidad de entregarme al otro, de confiar, de creerle, de hacerme pelota por un amor.
Y quizás sea bueno saber que uno tiene esa capacidad intacta. Quizás yo tenía miedo de haber perdido la capacidad de romperme.

Beya dijo...

No sé, Tisca. Yo creo que el tipo quiere aferrarse a que su familia Ingalls funciona de maravillas, quiere creer eso, necesita saber eso.
El problema está cuando aparecen otras tentaciones.
Yo creo básicamente que su error radicó en darle lugar a sus tentaciones sabiendo que después no iba a hacer nada con eso y sin importarle la otra persona del vínculo.
Alguna vez me dijo: "No tengo un plan armado". Y yo creo que esa es una mentira que hasta él se cree, tiene todo armado, sabe que su modelo va a ser siempre el mismo, porque eso es lo que aprendió como correcto y perfecto, eso es lo que hacen los "chicos buenos", los padres ejemplares, los ciudadanos de bien (y en el medio pisamos a los que sea necesario, y sin importar a quién)

Ashiku dijo...

Bueno, ya sabés que tu capacidad de sentir está intacta.
Ahora reservala para quien valga la pena.
Una forma de detectar si vale la pena es analizar la hipocresía en la vida del tipo, por eso ya al toque te das cuenta que no es el viejo Ingalls ya que lo vamos a usar de parámetro.
Porque los chicos buenos, padres ejemplares y ciudadanos de bien existen, pero hay que buscarlos si se los quiere encontrar.

Ashiku dijo...

------------Pausa--------
¡Tengo el recorte de Clarín!
En un homenaje a Borges tuvieron la mala idea de leer el famoso poema del que tanto se habló acá, jajajajaja....
La María Kodama se puso furiosa, se levantó y desmintió la autoría!!-----------------------

Beya dijo...

Seguro, Ashiku. Me preocupa un poco lo que yo acepté, sabiendo que no tengo porqué ser la amante de nadie, no tengo ganas.
Pero es un poco más compleja mi situación supongo.

Existen, es verdad, pero no están disponibles :S

¿Sabés a quién me hace acordar este tipo? Al protagonista de Belleza Americana, en todo sentido, a su papel y ¡hasta se le parece físicamente!

Beya dijo...

¡¡Sí!!! Lo escuché por la tele mientras estaba de vacaciones. Lo que no escuché fue si hablaban de ese BENDITO poema.

DudaDesnuda dijo...

Y quién te puede asegurar que lo que te dijo para lastimarte no sea también una mentira?

Ya sabías que este tipo no iba a ser nadie especial en tu vida. No le des un lugar que nunca tuvo. Putearlo y descargar tu bronca acá, está muy bien porque podés tirar toda la mierda que te dejó. Eso sí, cuando te lo cruces, como si nada. No vale ni una mirada tuya.

Besos y abrazos.

Beya dijo...

No sé, Duda, una vez en diciembre nos "separamos" y cuando volvimos a vernos me dijo que me había extrañado. No sé porqué se me ocurre que tanto aquella vez como ésta, me dijo la verdad. Pero no sé, no puedo asegurar nada.

Quizás yo le di demasiado lugar, es cierto. ¿Cómo si nada? Yo pensaba empujarlo por la escalera, después preguntarle: "¿Te lastimaste?" y disculparme, como hace siempre él.

Yo creo que la gran diferencia entre los hijos de puta y los boludos es que los boludos hacen lo mismo que los otros pero después te piden disculpas.

Julieta dijo...

Quizá en su momento no te mintió,quizá realmente le interesaste.A lo mejor quiere cuidar su matrimonio y ahora te miente para herirte y cortar definitivamente.Creo que ese tipo no merece tu pena ,tratá de olvidarte ,quizá tu orgullo y tu amor propio son los que están lastimados.Curate las heridas y seguí adelante ...Un beso...

**Sonia** dijo...

Lo que no contaste fue tu reacción.
Qué respondiste?????

(Cuando un tipo se propone atacar agrediendo es que se está defendiendo de algo con lo que no puede...)

living dead dijo...

"Me gusta tener amantes y seguir casado, esto tiene fecha de vencimiento".

Beya, ESO es una verdad sin segundas lecturas.

Lo dicen los hombres que no quieren una Glenn Close de "Atracción Fatal" ni enamoradas "a pesar de" que hurgan en los registros hasta encontrar un teléfono para llamar a tu esposa un domingo a la tarde.

Quisiera decir que el tipo es una cagada...pero esa declaración a viva voz de las reglas del juego me parece que lo exime de culpas.

La cosa es tomarlo o dejarlo.

Si elegís la primera, el dolor es por tu cuenta y riesgo.

Más allá de eso, es impactante la forma en que transmitís sensaciones a través de lo que escribís.

Te mando un beso.

Laura dijo...

Qué gusto leerte. Qué post!! pero qué pena todo.
Me siento demasiado identificada con mucho de lo de tu post. Mièrcale, me hiciste acordar de vivencias que ya tenia archivadas!
Sólo dos cosas: una, dónde puta puedo conseguir uno de esos detectores de quilombos???? y dos, yo solia pensar que no era yo la equivocada, no esperaba que me diera las gracias(?) pues al fin y al cabo el placer fue bien mio ;)
Un beso!

Laura de San Juan

Beya dijo...

No sé, Yuliet. El otro día con la cabeza en remojo pensé fríamente: "Supongamos que SIEMPRE me dijo la verdad, solo SUPONGAMOS". Y me sentí peor. Si siempre me dijo la verdad de todo lo que sentía por mí... ¿Cómo fue capaz de tratarme TAN MAL?
Insisto: Necesita agarrarse de que su matrimonio funciona, y quizás, funciona, así con amantes cada tanto, pero ese modelo les funciona... (Y por ahí no les va tan mal).

Beya dijo...

La verdad, So, no me acuerdo. Después de que me dijo: "No, no te extraño" no me acuerdo más. Creo que salté con alguna pavada onda: "Devolveme el libro que te presté" y chau, nada más. Ni me acuerdo cómo fue el saludo final, nada...

Beya dijo...

Living, en realidad me expresé muy mal en el comentario anterior (me tragué el NO). Él nunca me dijo semejante cosa, jamás fue claro conmigo, nunca. Estuve dos meses dicièndole que no, que estaba bueno charlar cada tanto pero que para hacer "barro" era mejor otro ámbito, que el laboral no. Y él me contestaba: "no quiero hacer barro".
Hasta que empecé a creerle y a necesitarlo. Empecé a confiar, a sentir que me quería de verdad, que era parte de mi vida, y me empecé a confundir. Durante un tiempo dejé de buscarlo, pero me llamaba y yo estaba, ya sentía tantas cosas...
No lo exime de culpa, para nada. Se manejó muy mal, pésimo. Él se refugia en su matrimonio, pero yo no tengo ningún "escape", soy mucho más vulnerable que él y él lo sabía y lo sabe.

Los teléfonos... Qué tema. En eso no lo entiendo mucho, tengo todos sus datos, telèfono, dirección, DNI... Hasta el nombre de su amante. Arriesgado el muchacho.

¡Jajaja! No me hace falta hervir ningún conejo al estilo Glenn Close, tengo armas mucho mejores. Por suerte para él, yo sí soy buena persona y jamás me metería con su familia, nunca jamás. Mis valores son mucho màs honrados y puros que los suyos.

Beya dijo...

¿Sabés qué pasa, Lau? Que a veces las oportunidades no están en lo que socialmente debemos "buscar". Digo, alguien soltero, separado, viudo... Como si este perfil de hombre fuera garantía de que no están chiflados.
Después de muchos años de conocer distinta gente, al menos yo, entiendo que el amor se da o no, y hablo de cuando es mutuo, no de amores no correspondidos. Entonces, si se da con un casado, ¿por qué no arriesgarse y vivir una gran pasión si los solteros, divorciados, etc. tampoco son garantía de nada?

Yo quiero aclarar que por mi parte la cosa no daba para más no porque el tipo estuviera casado, sino por cómo manejó todo nuestro vínculo. Y si bien su decisión (y la mía, porque en nuestra charla previa al desenlace no elegí cualquier palabra para decirle), era mejor para los dos, lo que le cuestiono es su manera de encararla y de manejarla, sabiendo que yo era más vulnerable que él.

Y mi llamado al mes de no verlo más fue porque antes de distanciarnos yo le había comprado un libro, y bueno, era para él, y qué tanto...
Y el viernes fue mi cumpleaños... Lindo regalito, che. El "no me importa nada de vos", no el libro...

Laura dijo...

Pavada de regalito te hiciste!

Entonces tenemos un punto final, feo, no deseable, lamentable pero punto final. Lo bueno es que estas estrenando nuevo año, un nuevo horizonte que será tan amplio como quieras.
Asi es que, querida tocaya, a barajar y dar de nuevo!

Un beso grande y tirones de orejas con delay

Laura de San Juan

Ashiku dijo...

Beya: soltero, viudo, separado no serán garantía de nada, pero hay una oportunidad. No es porque "socialmente" se vea mejor, es una cuestión estadística, de sentido común.
Casado ES garantía de quilombo, habrá excepciones, pero estás iniciando algo con un tipo que está mintiendo. Es como si un tipo que tiene una sociedad te esté buscando para hacer un negocio a espaldas del socio, se corte solo. Ya ssabés que no es un tipo limpio el que actúa así con un socio, no?

Toda relación está teñida del color de su inicio, o algo así, era lo que decía un viejo profesor.

Beya dijo...

Sí, Lau, el punto final para mí fue en febrero. Pero tengo la manía de intentar quedar en buenos términos con la gente, sobre todo si compartimos el ámbito laboral. Y leí ese libro (que es EXCELENTE; por cierto) sobre los vínculos y me dije: "Este libro es JUSTO para él, no puede dejar de leerlo", y así fue como lo llamé...

En fin, por ahora no quiero barajar nada, estoy como medio cansada :P

Beya dijo...

Es muy cierto, Ashiku, fue por eso que huí dos meses enteros del asunto. Pero después la cosa parecía venir por otro lado, no sé, qué sé yo.

En fin, igual, ya fue...

Laura dijo...

Ashiku: qué dicho!! siempre es un verdadero placer leerte!

Por casuela, tenés blog????

Beya dijo...

No creo, Lau, Ashiku comenta como anónimo.

Beya dijo...

Bueno, anónimo, quiero decir que no ingresa el comentario como blogger.

Ashiku dijo...

No tengo blog chicas, ni creo que lo tenga en los próximos 25 años por lo menos porque con lo que me gusta charlar supongo que estaría colgada de él todo el día, ja ja!
Beya, yo era igual. Siempre quería quedar en buenos términos, hasta que con un caso hace unos diez años entendí que hay gente a la que hay que demostrarle abiertamente que la queremos lejos, muy lejos!! Es algo terapéutico, y soy mucho más feliz desde entonces.

Beya dijo...

Sabés Ashiku que este tipo no deja de sorprenderme. Cada cosa que hace, para mí, está mal.
Hace un par de meses yo le había prestado un libro. Ayer me lo devolvió, pero me lo mandó en un sobre por su secretaria. En lugar de dármelo en la mano él, con alguna palabra amable, me lo manda por terceros. Impresentable... IMPRESENTABLE ese sujeto.

Ashiku dijo...

Ay, sí, lo odio a este tipo. Pero por suerte para vos no tardó mucho en mostrarse comoes.

Beya dijo...

Sí, Ashiku, creo que para odiarlo ya hay que sacar número. Me estuve enterando por ahí de varias cositas que no lo dejan muy bien parado.

¡Qué suerte tiene de que no le publique una foto con nombre y apellido y lo escrache en mi blog! Me imagino a su mujer: "a ver, hijitos, vamos a buscar a papi en google, para ver cuán importante es..."
Ja! ¡Qué suerte tiene de que yo no sea como él!

Beya dijo...

Igual, Ashiku, te digo que odiarlo es estar enganchada de alguna forma también, y ya no me interesa ni eso, no se justifica tanto derroche de energía.

Lo único que me parece es que algo se viene a nivel laboral, no sé. Tengo la extraña sensación de que el tipo se va (y si es así, lo aplaudiría, la verdad, al fin haría algo con los huevos bien puestos).